Skip to content

Informe denuncia á Comisión Europea

22/02/2010

Coto do Frade ven de presentar denuncia pola situación de desamparo na que se atopa o río Avia, un informe que describe tódolos feitos e infraccións de dereito comunitario que condearon ó noso río á situación actual; derrubo das barrancas na área riparia, incidencia de especies invasoras e deforestación das beiras, etc. O estudo que presentamos como proba é o resultado dos traballos realizados ó longo do periodo Maio-Novembro de 2009.

.

  1. INTRODUCCIÓN

El río Avia, afluente principal del río Miño a su paso por la comarca de O Ribeiro, nace en A Serra do Suído en Fonte Avia (Avión, Ourense, Galicia).

  • Desembocadura: en el río Miño, cerca de Ribadavia (Ourense), en O Coto do Frade.
  • Longitud: 37 km.
  • Superficie de cuenca: 643 Km2.
  • Afluentes principales: río Maquiáns por la derecha; ríos Viñao, Arenteiro y Varón por la izquierda.
  • Municipios que atraviesa: Avión, Boborás, Cenlle, Leiro, Beade y Ribadavia.

Actualmente aparece inmerso en un proceso degenerativo del ecosistema ripario, afectando a la especie  Alnus glutinosa, por el efecto de un hongo  (Phytophtora Alni), tramo emblase de Albarellos-desembocadura (21 km aprox.). A todo ello, motivo de la denuncia, es destacable la pésima gestión de sus aguas que realiza la empresa Gas Natural-Unión Fenosa (Embalse de Albarellos, Ayuntamientos de Boborás y Leiro) y el inaceptable manejo como elemento fundamental para la regulación de su caudal. Del mismo modo, la dejación en sus funciones de las diferentes administraciones públicas (Estado Español y Comunidad Autónoma de Galicia) han colaborado por omisión de sus obligaciones en la degradación del espacio referido.

Ante las  circunstancias actuales del río Avia, desde esta Asociación y amparados por la Directiva Marco del Agua, en vigor desde el año 2000, sugerimos se tenga en cuenta el presente informe conforme a lo establecido en la referida Directiva. Informe que define y concluye el trabajo de campo realizado por la Asociación Ecoloxista Coto do Frade en el periodo Mayo-Noviembre de 2009. Con vistas a lograr la restauración de nuestro río y procurando, como obliga da (Directiva 2000/60/CE), la consecución del buen estado ecológico de nuestras aguas continentales.

El uso de las Obras Hidráulicas origina una regulación artificial de caudales que provova importantes daños en flora y fauna, no ya por las grandes fluctuaciones de nivel provocadas (la mayoría de ellas mucho más dramáticas que las debidas a la torrencialidad natural), sino también por el desfase temporal en que ocurren respecto a la fenología natural. Las Obras Hidráulicas son tan abundantes en los ecosistemas fluviales que, en la actualidad, son pocos los ríos con caudal mantenido (constante a lo largo de todo el año) que en la comarca de O Ribeiro  no sean regulados artificialmente.

Tal como se ha demostrado en repetidas ocasiones, si la ejecución de determinadas obras en nuestros ríos y humedales ha ocasionado graves pérdidas ambientales, el atajar la causa primera de su degradación conllevará la recuperación de gran parte de los valores perdidos en su día. Los elementos característicos del medio fluvial como son el régimen natural de caudales, su hidromorfología, el transporte de energía y sedimentos y la rica vida que medra en nuestros ríos se ven perjudicados en seria medida por obras como la referida.

La retirada de la concesión y, en su caso, la posterior demolición del Pantano de Albarellos resulta primordial siempre y cuando se atienda a la referida Directiva (2000/60/CE), y supone el que un triste canal vuelva a ser un río, que unas tierras vuelvan a convertirse en un humedal o que sus aguas lleguen limpias y libres hasta el río Miño, como lo han hecho durante millones de años. Las obras hidráulicas son mero instrumento de una determinada política y no un fin en sí mismas. Lamentablemente, casi todas ellas se han levantado sin siquiera el básico estudio coste-beneficio, a la vez que se han considerado y consideran como monumentos para la posteridad. En cambio, cuando una obra, cualquiera, conlleva inasumibles cargas ambientales, sociales y económicas, la decisión más sensata es la restauración del medio afectado.

.

.

2- OBJETIVO

El objetivo esencial del presente Informe-Denuncia es comunicar las infracciones de derecho comunitario que han condenado al río Avia a la situación actual, para ello remitimos el presente para su evaluación a la Comisión  de Peticiones de la Unión Europea. Solicitando su admisión a trámite y las acciones legales que procedan en base a los siguientes; Directiva 92/43/CE y  Directiva 2000/60/CE.

Como objetivo último, el informe muestra la relación causa-efecto de los hechos denunciados y la degradación ambiental provocada. Considerando en estado de crisis ambiental la situación del río Avia. Del mismo modo, dar a conocer el papel fundamental que el río Avia desempeña desde la perspectiva biológica.

.

.

3. ANÁLISIS MEDIO AMBIENTAL

En este capítulo se describen los resultados que derivan del estudio realizado en la zona.

.

a)      El pantano de Albarellos

El aprovechamiento hidroeléctrico del río Avia, afluente del Río Miño que desemboca en la población de Ribadavia (Ourense) está constituído por la presa bóveda de Albarellos.

Las consideraciones que destacamos vienen referidas a la incompatibilidad de esta infraestructura con el mantenimiento del ecositema fluvial  del río Avia.

No se respeta el caudal ecológico, el caudal mínimo necesario en condiciones normales queda restringido a la acción de la turbina, circunstancia ésta que determina una alta mortandad de especies piscícolas (practicamente total) al ser sometidas a una presión incompatible con la vida (muerte por embolia gaseosa). Consideramos por lo tanto, un ejercicio de hipocresía suponer la existencia de caudal ecológico en el río Avia cuando éste viene dado por la suelta de agua turbinada, es necesario subrayar que el Tribunal Supremo de los EE.UU. sentenció el 15 de mayo de 2006 que las sueltas de agua turbinada por las centrales hidroeléctricas suponían un “vertido” de acuerdo con la Clean Water Act, dada la pérdida de calidad de los ríos afectados.

Carece de escala de peces y tecnicamente resulta imposible su construcción (embalse de bóveda con una altura de 90 metros que ocupa un espacio de orografía accidentada). Según la legislación estatal y comunitaria vigentes, el movimiento de los peces a lo largo de los ríos debe estar garantizado y cualquier estructura que lo impida o limite, debe acondicionarse para tal fin. Así lo “exigen” la antigua Ley de Pesca Fluvial de 1942, la Ley de Aguas de 1985 (modificada en 2001), Directiva 92/43/CE y Directiva Marco de Aguas (Directiva 2000/60/CE), el embalse de Albarellos incumple las leyes referidas, a no ser que las diferentes especies piscícolas se encuentren en condiciones de volar, en ese caso rogamos se nos comunique. La dejadez administrativa y la desidia social han ocasionado la merma cuantitativa de muchas especies piscícolas del río Avia (fundamentalmente salmónidos) al no preocuparse del cumplimiento de las normativas. Las soluciones que permiten los movimientos migratorios tienen distintos grados de complejidad, según sean las dimensiones del obstáculo. El método más eficiente es la destrucción del azud (presa). Es una práctica cada vez más común en Norteamérica, donde los beneficios económicos proporcionados en determinados ríos superan con creces los obtenidos por la producción de energía. En el estado español suele realizarse esta práctica en menor grado, previa caducidad de la concesión de aguas asociada al azud.

La presencia del azud ejerce un efecto barrera que imposibilita los movimientos migratorios, afectando a las poblaciones de trucha (Salmo trutta fario), bordalo (Squalius caroliterii) y bermejuela (Chondostroma arcasii) presentes en el río Avia. Conforme a la información aportada por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del año 2006 (Xunta de Galicia), se desarrollaron actuaciones para favorecer la presencia de poblaciones piscícolas de tendencia regresiva: salmón (Salmo salar), alosa (Alosa fallax), sábalo (Alosa alosa) y lamprea (Petromyzon marinus).

El artículo 64 de la Ley de Aguas y el artículo 161 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico (legislación en el Estado Español), establecen cómo pueden declararse caducas las concesiones:

● Por incumplimiento de las condiciones de la concesión (respeto a la legislación ambiental: caudales ecológicos, libre movimiento de los peces). Aplicable en este caso.

● Por la interrupción permanente de la explotación durante tres años consecutivos, siempre que ésta sea imputable al titular.

.

b)      Graves afecciones al ecosistema fluvial del río Avia

Los medios acuáticos son hábitats donde se desarrollan gran cantidad de especies animales y vegetales. La composición, estructura y funcionamiento de estos ecosistemas es fácilmente alterable por las actividades antrópicas. El ser humano, principalmente en los últimos cuarenta años, ha modificado el régimen hidrológico de los ríos en la comarca de O Ribeiro (presas, centrales hidroeléctricas y rectificaciones, …), cambiando los parámetros físico-químicos de las aguas, la velocidad de la corriente, la profundidad, la morfología del cauce, la anchura del lecho, la concentración de sustancias y la temperatura de las aguas. Dichas acciones han provocado al río Avia transformaciones en la fauna y flora asociado al cauce fluvial, a la práctica merma cuantitativa de salmónidos cabe añadir el debilitamiento de especies de flora y fauna autóctonas, provocando la aparición de invasoras.

La creciente demanda social de un medio ambiente mas limpio ha impuesto en la planificación hidráulica la consideración de que en los cauces regulados artificialmente circulen, al menos, unos “caudales ecológicos” o “caudales mínimos medioambientales”. El término caudal es elemento básico de hidraúlicos e ingenieros gestores del recurso agua, mientras que el adjetivo ecológico nos refiere al mundo de la biología y de la gestión de la naturaleza. Por ello, la fijación de caudales ecológicos es una tarea con una clara vocación multidisciplinar, el embalse de Albarellos refleja la idea de caudal ecológico como suelta de agua a través de turbinas.

Ante la situación de afecciones graves al ecosistema fluvial del río Avia destacamos, la consolidación en la área riparia de un proceso degenerativo provocado por la incidencia del hongo (con toda probabilidad) Phytophthora Alni, que sirviéndose del estado de debilitamiento de la especie arbórea Alnus Glutinosa, esencial para el mantenimiento del área riparia y ocupando la práctica totalidad de la zona estudiada (21 km aprox. de cauce fluvial en ambas márgenes), está provocando graves alteraciones al ecosistema fluvial. La pérdida de árboles está incrementando la luz y en consecuencia, el calor que llega al curso de agua, favoreciendo el incremento de algas nocivas y especies invasoras. Del mismo modo, se ha observado, la merma cuantitativa de especies amenazas y de interés comunitario que se desarrollan y cohabitan en la umbría de las orillas arboladas.

El estado de estrés ecológico y la vulnerabilidad de la vegetación riparia obedece, como factor definitivo,  a la incidencia del embalse de Albarellos, carente de un sistema efectivo para el mantenimiento del caudal ecológico.  La infraestructura referida es la antítesis de la vida fluvial, el tramo de río que debería discurrir entre la presa y la salida de la turbina desaparece como por arte de magia llegado el verano, aproximadamente 5.000 m. En definitiva, todo el caudal del río Avia pasa por una turbina, siendo técnicamente inviable otra circunstancia en condiciones normales (mantenimiento del caudal mínimo necesario), en gran medida, la flora y fauna están sometidas a una decisión empresarial, lo que está sucediendo en la actualidad puede marcar la defunción biológica del río Avia.

La pésima gestión de los recursos hídricos que se efectua desde en pantano de Albarellos afecta negativamente a los hábitats de interés comunitario «Robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica» y «Bosques aluviales de Alnus glutinosa, Fraxinus angustifolia, Fraxinus excelsior», estos últimos muy bien representados y considerados prioritarios por la Directiva 92/43/CEE. Las siguientes especies animales se ven afectadas en diferentes grados por la alteración y destrucción de sus hábitats:

Libélula (Oxigastra curtisii), especie de Interés Comunitario incluida en la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats). Una de las mayores amenazas para su conservación es la modificación del cauce o caudal de los ríos donde vive, sensible a las fluctuaciones de nivel.

Libélula (Gomphus graslini) en el curso alto, según la Directiva 92/43, Anexo II, animal de interés comunirtario para cuya conservación es necesario designar zonas especiales, y Anexo IV, especie animal de interés comunitario que requiere una protección estricta. Sensible a las alteraciones de las corrientes.

Ciervo volante (Lucanus cervus), que se encuentra en el Anexo II de la Directiva 92/43/CEE, y que es igualmente sensible a la pérdida de su hábitat o a su fragmentación.

Ranita de San Antón (Hyla arborea), incluida en el Anexo IV de la Directiva 92/43/CEE, y en el Real Decreto 439/1990 en la categoría de «Interés Especial». Esta especie necesita aguas permanentes y vegetación de ribera, la cual se ve gravemente afectada  por las fluctuaciones de nivel en las aguas.

Nutria (Lutra lutra), especie incluida en los Anexos II y IV de la Directiva 92/43/CEE, sensible a la actividad humana y a las fluctuaciones de nivel en las aguas.

Desmán (Galemys pyrenaicus), incluida en los anexos II y IV de la Directiva Hábitats. Se  ve afectada por el efecto barrera de la presa.

Salamandra rabilarga (Chioglosa lusitanica), especie endémica de la península ibérica, que se incluye en los Anexos II y IV de la Directiva 92/43/CEE, y en el Anexo II del convenio de Berna. Esta especie es sensible a la alteración de los cursos de agua donde habitan, sensible a las alteraciones de las corrientes.

Entre las aves limícolas están presentes el andarríos chico (Actitis hypoleucos) y grande (Tringa ochropus). También es característico el martín pescador (Alcedo atthis), cuya nidificación no se descarta en el área de estudio o en su inmediata proximidad. Todas estas aves están clasificadas como especies de «Interés Especial» según el CNEA. Respecto a los mamíferos, están presentes especies como el murciélago ratonero grande (Myotis myotis), igualmente considerado especie de «Interés Especial» según el CNEA (Catálogo Nacional de Especies Amenazadas).  No se ha podido constatar un impacto destacable sobre estas especies, aunque cientificamente, no es descartable el mismo de continúar la degradación del área riparia y la consiguiente desaparición de especies cohabitantes.

.

c)      Eliminación de bosque y matorral en el curso bajo (Tramo Leiro-Ribadavia)

Los bosques y matorrales conforman la vegetación natural de los ecosistemas riparios. La flora riparia es en si misma única y diversa, con vegetación generalmente más alta, densa y estructuralmente más compleja que la vegetación circundante. Su microclima en la mayoría de los casos es más húmedo. La sombra que produce la vegetación riparia es determinante en las fluctuaciones de temperatura de las aguas y cantidad de luz solar, afectando el crecimiento de las plantas que viven junto a los cauces, y consecuentemente a los peces de agua dulce y vertebrados que se alimentan de animales y frutos provenientes de los mismos. La vegetación que hallamos en las terrazas de inundación en los bosques riparios proveen refugio para peces y otros animales que se encuentran dentro del ecosistema acuático de manera que no sean arrastrados por las altas corrientes que generan las inundaciones y crecientes de los ríos.

El río Avia aparece en la actualidad desprotegido en su curso bajo (12 km), desde la perspectiva política el ecosistema ripario equivale a un enemigo a exterminar. Las actuaciones llevadas a cabo en los últimos diez años han modificado de manera sustancial su estructura natural, los movimientos de tierras provocados por la construcción de paseos artificiales, espacios de ocio y en menor medida las explotaciones agrícolas han supuesto la degradación de las tierras riparias. La remoción de la vegetación riparia (talas de árboles y labores de desbroce) ha desestabilizado las barrancas e incrementado significativamente el ancho del río, provocando desprendimientos y derrumbes asociados a las crecidas. La deforestación de las zonas referenciadas ha contribuído a la erosión tierras abajo, en espacios donde no se había actuado directamente.

El pasado verano 2009, La Confederación Hidrográfica Miño-Sil, da permiso a los Ayuntamientos de Ribadavia y Leiro para llevar a cabo labores de desbroce en el área riparia. Desbroces que se producen en espacios donde la incidencia de un hongo, con toda seguridad Phytophtora Alni, está destruyendo el ecosistema fluvial, los trabajos se realizan sin ningún rigor técnico y biológico, careciendo, en el caso de Ribadavia, de personal capacitado para llevar a cabo los mismos, alumnos de una escuela taller sin preparación alguna. No se establece ningún protocolo de actuación, ninguna medida preventiva, mientras la Confederación reconoce el problema por escrito ignorando el verdadero alcance futuro de la pandemia. Los trabajos de desbroce se siguen realizando a día 30 de Noviembre de 2009, el espacio de actuación corresponde a todo el cauce de río que transita por la villa de Ribadavia.

El pasado verano 2009, tambien, trabajadores dependientes de la Confederación Hiodrográfica Miño-Sil, talaban árboles afectados en A Quinza (Ribadavia), los mismos eran depositados en un espacio que no estaba afectado por la pandemia, llegando a estar 21 días allí depositados. No se conoce protocolo de actuación alguno, ni medida preventiva que se corresponda con la nefasta actuación llevada a cabo en el espacio referido.

El resultado de las actuaciones ha consolidado la degradación, cuando se comienza a soltar agua vía turbina desde el pantano de Albarellos (16-10-2009), los árboles se caen sobre el río.

En clara contraposición con lo que sucede en la actualidad, resulta de suma importancia destacar que las áreas riparias deberían mantenerse inalterables e incólumes,  ya que éstas nos proveen de diversos servicios ambientales como son la disminución en la erosión de las barrancas de los cursos de agua, la mejora en la calidad del agua, ecosistemas sanos, el mantenimiento de la biodiversidad y de los cursos de agua, la disminución de plagas y crecimiento algal, el mantenimiento del stock pesquero, el incremento en el valor agregado, refugio y microclima, la retención de nutrientes, la reducción del nivel de agua, la desnitrificación, oportunidades para la diversificación, la recreación, el entretenimiento cultural y espiritual y el ecoturismo.

.

d)     Vulneración de los caudales “ambientales”

El pasado Verano (2009) y bien entrado el Otoño (16 de Octubre) estuvo marcado por el nulo aporte de caudal que el pantano de Albarellos proporcionó al río Avia, llegando a provocar unha situación de crisis ambiental en diferentes tramos del río. El aporte de caudal, según la empresa Gas Natural-Unión Fenosa que refrenda por escrito la Consellería de Medio Rural (Xunta de Galicia), esgrime textualmente el siguiente argumento: “El caudal ecológico del río Avia se aporta desde el canal de derivación que parte del río Viñao hasta el embalse de Albarellos, mediante un sistema fijo, consistente en una abertura en el mismo por la que se evacúa el caudal fijado en el Pacto Ambiental firmado entre la Consellería de Medio Ambiente y Unión Fenosa, y que por el mismo sólo depende del caudal que en cada momento tenga el río Viñao”. Independientemente del nulo ejercicio de claridad institucional que significa el argumento expuesto y su carencia absoluta de comprensión para el receptor, cabe destacar que la resultante fue el  caudal ambiental insuficiente registrado en el río Avia entre los meses de Agosto y Octubre de 2009, llegando en el periodo 15 Septiembre-15 Octubre a semisecarse numerosos tramos de río y a transformar el resto en una mera e insignificante charca.

Del argumento expuesto, se concluye:

● Que el río Avia no aporta caudal “ecológico” al río Avia. Que el aporte queda restringido a la acción de la turbina.

● Que el caudal “ecológico” del río Avia queda reducido a la aportación del canal de derivación de su afluente (río Viñao), a todas luces insuficiente.

● Que el Pacto Ambiental fijado entre la Xunta de Galicia y la empresa es insuficiente para mantener el buen estado ecológico de sus aguas..

● Que el caudal del río Avia fue el aporte natural  de su Afluente el río Arenteiro, insuficiente para el mantenimiento de su buen estado ecológico.

Luego de un prolongado periodo sin aportar caudal al río Avia (Mayo-Octubre 2009), se evacuan en tres semanas 40 Hm3. Esta circunstancia provoca importantes daños al ecosistema ripario, las barrancas ceden en numerosos tramos de río provocando la caída de un número indeterminado de árboles.

.

.

4. TRABAJO DE CAMPO REALIZADO PARA LA ELABORACIÓN DEL INFORME.

En el mes de Mayo de 2009 miembros de la Asociación Ecoloxista Coto do Frade advierten graves afectaciones en el área riparia del río Avia. Remitiendo por escrito a las diferentes administraciones competentes esta circunstancia y ofreciendo nuestra colaboración. Esta demanda de colaboración nunca llegó a materializarse por omisión de los órganos competentes.

Para la elaboración del Informe-Denuncia se ha tomado como base el trabajo de campo realizado por la Asociación Ecoloxista Coto do Frade entre los meses de Mayo y Noviembre de 2009,  un seguimiento periódico del río Avia desde el Pantano de Albarellos hasta su desembocadura, realizando diferentes trabajos de campo; toma de muestras (2), perforaciones en el área riparia (12), seguimiento y evolución de la pandemia, seguimiento y evolución de caudales, catalogación de especies invasoras, seguimiento de espacios de especial interés florístico y faunístico (Graveiras de San Cristivo, A Quinza, Insua de San Cristovo, Insua de A Foz, Insua de A Veronza, Pazos Hermos).  Los registros para el seguimiento de la pandemia se producen acotando tres zonas donde se realizan los trabajos; A Foz (Municipio de Ribadavia, tramo bajo afectado), Beade (Beade, tramo medio de la zona afectada), Pazos de Arenteiro (Boborás, tramo alto de la zona afectada).

Los trabajos se rigen bajo un estricto protocolo de actuación, se utilizan ropas adecuadas para tal fin. El calzado y guantes no son utilizados en otras zonas que no sean las acotadas. Las herramientas son desinfectadas  con lejía una vez rematada cada actuación.

.

a)      Material utilizado en los trabajos

● Guantes.

● Tijeras de podar.

● Rastrillos.

● Bolsas de plástico (sellado).

● Bolsas de papel.

● Recipientes plásticos (análisis).

● Calzado de goma (botas).

● Fundas de trabajo.

● Barra de hierro de 2 cm de diámetro y 150 cm de longitud (perforaciones para comprobar profundidad de aguas freáticas).

● Martillo pesado.

● Cinta métrica.

.

b) Notas

1- De las muestras realizadas

Las muestras (2) de raiz de árboles Alnus Glutinosa, de tierra y de agua, son enviadas a la Estación Fitopatolóxica do Areeiro (Pontevedra), organismo dependiente de la Diputación de Pontevedra (Xunta de Galicia). Nunca se nos remite por escrito el resultado de las mismas. De la conversación telefónica mantenida con un responsable de dicho departamento se nos comunica que en el  muestreo realizado en el mes de Julio se ha detectado la presencia del hongo Phytophtora Alni. La segunda toma de muestras (Agosto de 2009) se realiza con personal de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro.  Solicitamos por escrito los resultados al órgano competente, Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, sin que nuestra demanda de información fuese atendida.

Los muestreos se realizan en tres escenarios diferentes de río, corresponden a los tramos alto, medio y bajo de la zona afectada.

2- De las perforaciones realizadas

Se comprueba, periodo 15 septiembre-15 Octubre,  la inexistencia de aguas freáticas a 110 cm de profundidad en Beade (tramo medio de la zona afectada), a 104 cm de profundidad en Pazos de Arenteiro (tramo alto de la zona afectada). El tramo bajo, correspondiente a A Foz (Ribadavia) está situado antes de una pequeña presa, el agua apenas se renueva en el periodo referido.

Para la realización de las perforaciones se toma como base la zona media riparia.

3- Del seguimiento de la pandemia

Se comprueba una mayor incidencia a partir del mes de Agosto de 2009 en las tres zonas acotadas. En Octubre de 2009, son 121 los árboles que estan a punto de caerse sobre el río o ya lo han hecho. En todo el tramo de río afectado la situación es la misma que en las zonas acotadas, a excepción de aquellas que presentan una menor incidencia de actuaciones antrópicas, se cuentan por miles los árboles muertos y afectados.

4- Del seguimiento de caudales

Se observa a partir de la primera quincena de Agosto un retroceso alarmante de los mismos. De las zonas acotadas destacamos que el área riparia de los tramos medio y alto (Beade, Pazos de Arenteiro) llega a apartarse del río hasta los 5,90 metros de media en ambas márgenes.

5- Del seguimiento de espacios de interés faunístico y florístico

La degradación afecta de manera especial a: Graveiras de San Cristivo, A Quinza, Insua de San Cristovo, Insua de A Veronza y Pazos Hermos. No observándose un impacto destacable en: Insua de A Foz.

El estudio, en este punto,  dadas sus limitaciones a nivel de materiales de trabajo y tiempo empleados, no puede mostrar el efecto sobre otras especies de flora que no sean Alnus Glutinosa, tampoco se demuestra la incidencia sobre la fauna.  Aunque, cientificamente, se debe considerar que la perdida de árboles afectará gravemente al resto de especies vegetales y animales que se desarrollan y cohabitan en las zonas referidas.

6- De la catalogación de especies invasoras relevantes   – Anexo 3

.

.

BIBLIOGRAFÍA

Braun-Blnquet, J.(1979). Fitosociología. Bases para el estudio de las comunidades vegetales. Ed. Blume. Barcelona. 820 p.

González del Tágano, M. y García De Jalón, D. 1998. Restauración de ríos y riberas. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid.

Brufao, Pedro y Schmidt, Guido (2001). Guía Práctica para Conservar y Restaurar tus Ríos y Humedales. AEMS-RIOS CON VIDA. Madrid.

DGCEA (1989) Guías metodológicas para la elaboración de estudios de impacto ambiental. 2 Grandes Presas, Dirección General de Calidad y Evaluación Ambienta,Ministerio de Medio Ambiente, Madrid, 199 pp.

EL CONCEPTO DE CAUDAL ECOLÓGICO Y CRITERIOS PARA SU APLICACIÓN EN LOS RÍOS ESPAÑOLES

Diego García de Jalón y Marta González del Tánago. Departamento de Ingeniería Forestal . Escuela de Ingenieros de Montes. Universidad Politécnica de Madrid.

ANÁLISIS Y VALORACIÓN DE LOS EMBALSES COMO ECOSISTEMAS.

Joan Armengol. Dept. Ecologia. Fac. Biologia. Univ. de Barcelona. Avda. Diagonal, 645. 08028-Barcelona.

.

.

RELACIÓN DE ARTÍCULOS AFECTADOS POR LA DIRECTIVA MARCO DE AGUAS (Directiva 2000/60/CE)

Consideraciones:

1. El agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal.

19. La presente Directiva tiene por objeto mantener y mejorar el medio acuático de la Comunidad. Este objetivo se refiere principalmente a la calidad de las aguas afectadas. El control cuantitativo es un factor de garantía de una buena calidad de las aguas y, por consiguiente, deben establecerse medidas cuantitativas subordinadas al objetivo de garantizar una buena calidad.

26. Los Estados miembros deben tratar de lograr el objetivo mínimo del buen estado de las aguas mediante la definición y aplicación de las medidas necesarias dentro de los programas integrados de medidas, teniendo en cuenta los requisitos comunitarios existentes. Debe mantenerse el buen estado de las aguas allí donde ya exista. Por lo que respecta a las aguas subterráneas, además de cumplirse los requisitos del buen estado, se deberá registrar e invertir toda tendencia significativa y sostenida al aumento de la concentración de cualquier contaminante.

27. El objetivo último de la presente Directiva es lograr la eliminación de todas las sustancias peligrosas prioritarias y contribuir a conseguir concentraciones en el medio marino cercanas a los valores básicos para las sustancias de origen natural.

33. El objetivo de un buen estado de las aguas debe perseguirse en cada cuenca hidrográfica, de modo que se coordinen las medidas relativas a las aguas superficiales y las aguas subterráneas pertenecientes al mismo sistema ecológico, hidrológico e hidrogeológico.

34. A efectos de la protección del medio ambiente, es necesario integrar en mayor medida los aspectos cualitativos y cuantitativos de las aguas, tanto superficiales como subterráneas, teniendo en cuenta las condiciones de escorrentía natural del agua dentro del ciclo hidrológico. Con este fin, será necesario un análisis económico de los servicios del agua basado en previsiones a largo plazo de la oferta y la demanda de agua en la demarcación hidrográfica.

41. En cuanto a los aspectos cuantitativos del agua, deben establecerse principios generales de control de la captación y del almacenamiento a fin de garantizar la sostenibilidad medioambiental de los sistemas acuáticos afectados.

.

Artículo 1

El objeto de la presente Directiva es establecer un marco para la protección de las aguas superficiales continentales, las aguas de transición, las aguas costeras y las aguas subterráneas que:

a) prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos y, con respecto a sus necesidades de agua, de los ecosistemas terrestres y humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos;

b) promueva un uso sostenible del agua basado en la protección a largo plazo de los recursos hídricos disponibles;

c) tenga por objeto una mayor protección y mejora del medio acuático, entre otras formas mediante medidas específicas de reducción progresiva de los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias prioritarias, y mediante la interrupción o la supresión gradual de los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias peligrosas prioritarias;

d) garantice la reducción progresiva de la contaminación del agua subterránea y evite nuevas contaminaciones; y

e)      contribuya a paliar los efectos de las inundaciones y sequías,

.

Artículo 3.4:

Los Estados miembros velarán por que los requisitos de la presente Directiva encaminados al logro de los objetivos medioambientales establecidos en el artículo 4 y en particular todos los programas de medidas se coordinen para la demarcación hidrográfica en su conjunto.

.

Artículo 4: Objetivos medioambientales

1. Al poner en práctica los programas de medidas especificados en los planes hidrológicos de cuenca:

a) para las aguas superficiales

(i) los Estados miembros habrán de aplicar las medidas necesarias para prevenir el deterioro del estado de todas las masas de agua superficial, sin perjuicio de los apartados 6 y 7 y no obstante lo dispuesto en el apartado 8;

(ii) los Estados miembros habrán de proteger, mejorar y regenerar todas las masas de agua superficial, sin perjuicio de la aplicación del inciso iii) por lo que respecta a las masas de agua artificiales y muy modificadas, con objeto de alcanzar un buen estado de las aguas superficiales a más tardar 15 años después de la entrada en vigor de la presente Directiva, de conformidad con lo dispuesto en el anexo V, sin perjuicio de la aplicación de las prórrogas establecidas de conformidad con el apartado 3, de la aplicación de los apartados 4, 5 y 6 y no obstante lo dispuesto en el apartado 7;

6. El deterioro temporal del estado de las masas de agua no constituirá infracción de las disposiciones de la presente Directiva si se debe a causas naturales o de fuerza mayor que sean excepcionales o no hayan podido preverse razonablemente, en particular graves inundaciones y sequías prolongadas, o al resultado de circunstancias derivadas de accidentes que no hayan podido preverse razonablemente cuando se cumplan todas las condiciones siguientes:

a) que se adopten todas las medidas factibles para impedir que siga deteriorándose ese estado y para no poner en peligro el logro de los objetivos de la presente Directiva en otras masas de agua no afectadas por esas circunstancias;

b) que en el plan hidrológico de cuenca se especifiquen las condiciones en virtud de las cuales pueden declararse dichas circunstancias como racionalmente imprevistas o excepcionales, incluyendo la adopción de los indicadores adecuados;

c) que las medidas que deban adoptarse en dichas circunstancias excepcionales se incluyan en el programa de medidas y no pongan en peligro la recuperación de la calidad de la masa de agua una vez que hayan cesado las circunstancias;

d) que los efectos de las circunstancias que sean excepcionales o que no hayan podido preverse razonablemente se revisen anualmente y, teniendo en cuenta las razones establecidas en la letra a) del apartado 4, se adopten, tan pronto como sea razonablemente posible, todas las medidas factibles para devolver la masa de agua a su estado anterior a los efectos de dichas circunstancias; y…

.

.

HÁBITATS REPRESENTATIVOS Y CITADOS EN LA DIRECTIVA 92/43/CEE

“La degradación continua de los hábitats naturales y las amenazas que se ciernen sobre determinadas especies constituyen una preocupación primordial de la política de medio ambiente de la Unión Europea (UE). La presente Directiva, denominada «Directiva Hábitats», pretende contribuir al mantenimiento de la biodiversidad en los Estados miembros definiendo un marco común para la conservación de la fauna y la flora silvestres y los hábitats de interés comunitario”.

La Directiva crea una red ecológica europea denominada «Natura 2000». Dicha red consta de «zonas especiales de conservación» designadas por los Estados miembros con arreglo a las disposiciones de la Directiva, así como de zonas especiales de protección establecidas en virtud de la Directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres.

Los Anexos I (tipos de hábitats naturales de interés comunitario) y II (especies animales y vegetales de interés comunitario) de la Directiva ofrecen indicaciones sobre los tipos de hábitats y especies cuya conservación requiere la designación de zonas especiales de conservación. Algunos de ellos se definen como tipos de hábitats o de especies «prioritarios» (en peligro de desaparición). El Anexo IV enumera las especies animales y vegetales que requieren una protección estricta.

En la zona afectada por los actos descritos, nos encontramos los siguientes hábitats citados en dicha Directiva.

.

HÁBITATS PRIORITARIOS

Senecio bayonensis-Alnetum glutinosae+ Amigo, Guitián

Nat-2000: 91E0¬

Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior (Alno-Padion, Alnion incanae, Salicion albae) (Nat-2000: 91D0*)

Bosques ribereños (ripícolas) de Fraxinus excelsior y de Alnus glutinosa de los cursos fluviales de territorios colinos y montañososos, desarrollados sobre suelos aluviales, periodícamente inundados por las crecidas anuales, pero posteriormente drenados y aireados, al descender el nivel de inundación.

El estrato herbáceo comprende un gran número de megaforbias y geófitos vernales.

.

Airo praecocis-Sedetum arenarii+ Izco, J. Guitián &

Nat-2000: 8230

Roquedos siliceos con vegetación pionera del Sedo-Scleranthion o del Sedo albi-Veronicion dillenii.

Comunidades pioneras de las alianzas Sedo-Scleranthion y Sedo albi-Veronicion dillenii que colonizan suelos esquéleticos (litosuelos) y superficies rocosas. Como resultado de su adaptación a la sequía, este tipo de vegetación es de carácter abierto y está dominada por musgos, líquenes y crasuláceas. Forman pastizales vivaces de escasa talla.

Crasuláceas: Sedum anglicum subsp. pyrenaicum, Sedum brevifolium

Gramíneas: Dianthus langeanus, Festuca sp., Agrostis duriei, Avenula sulcata, Hieracium castellanum, Scleranthus perennis

(Esta comunidad, no figura en la zona afectada en el mapa, pero su presencia puede estar en pequeñas zonas, no cartografiables)

.

Rusco-Quercetum roboris+ Br.-Bl., P. Silva & Rozeira

Nat-2000: 9230

Robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica (Nat-2000: 9230)

Rusco-Quercetusn roboris es una asociación testringida al sector Galaico-Portugués, donde constituye la vegetación potencial de la mayor parte del territorio de los subsectores Miñense y Compostelano, así como de una estrecha franja que remonta el Miño en el subsector Lucense. Bioclimáticamente se comporta como asociación propia de los pisos termocolino y colitio, desde subhúmedos superiores hasta hiperhúmedos; en este ultimo termotipo se restringe al horizonte cucolino, ya que en el colirio superior es reemplazada por los robledales de Vaccinio-Quereetum roboris.

.

Ulici europaei-Ericetum cinereae+ Bellot 1968

Nat-2000: 4030

Brezales mesófilos o xerófilos sobre suelos silíceos y podsoles típicos de climas atlánticos y subatlánticos

ULICI EUROPAEI – ERICETUM CINEREAE : propia de la región eurosiberiana , en pisos termocolino y colino . Es la asociación más característica en Galicia . Brezal común por debajo de los 700 m . Territorialmente muy amplia ( galaico asturiano , galaico portugués ) , sustituye a los robledales, dentro de la sucesión degradativa.

.

Ulici europaei-Cytisetum striati+ Rivas-Martínez ine

Nat-2000   4090

Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga

Comunidades de micro- o nanofanerófitos retamoides (Papilionaceae, Trihu GeniAieae) desarrollados sobre suelos silíceos meso-oligotrofos, en general profundos y con humus mulí. Constituyen las formaciones de oria o primera etapa de sustitución de los bosques propios de estos suelos.

Presencia en Galicia: Muy abundante por toda Galicia aunque son frecuentes las formaciones antrupizadas, un tanto alejadas de su posición dinámica natural.

Especies representativas: Adenocarpus complicaras subsp. complicatus, Adenocarpus complicatus subsp. lainzi, Cytisus ingrarnii, Cytisus multifloras, Cytisus scoparius, Cytisas striarus, Cytisas oromediterraneas,

Crica arborea, Genista falcara, Genista florida subsp. polygaiiphylla, Genista hystrix, Genista obsusiramea, Gentiana ¡utea, Pteridium aqailinum.

.

Lemnetum gibbae+ Miyawaki & J. Tüxen 1960

Nat-2000: 3150

Lagos eutróficos naturales con vegetación de Magnopotamion o Hydrocharition.  (Nat-2000 3150).

Especies características:

[Magnopotamion]: Potamogeton natans, P. perfoliatus, Ceratophyllum, Myriophyllum, [Hydrocharition]: Hydrocharis morsus-ranae, Lemna, Utricularia, Riccia.

.

Otros hábitats que pueden estar presentes, pero en superficies residuales

Ranunculus penicillatus Nat-2000: 3260

Ulici minoris-Ericetum umbellatae+ Br.-Bl., P. Silva Nat-2000: 4030

Geranio robertiani-Caryolophetum sempervirentis+ Izc Nat-2000: 6431

Vaccinio myrtilli-Quercetum roboris+ P. Silva, Rozei  Nat-2000: 9230

.

————————————————————

.

Grazas a tódolos que colaboraron aportando o seu grao de area para a elaboración do informe: FEG, Naturaribeiro, Ourense Natural.

En vindeiras actualizacións  publicaremos os anexos.

.

Artigos relacionados e publicados ó longo deste periodo en Medio Fluvial


Os comentarios están pechados.

%d bloggers like this: